Blogia
DÉNIA - NO NOS RESIGNAMOS

DE LESA DEMOCRACIA

 

A la convivencia de seres humanos bajo un determinado sistema de usos se le puede llamar “sociedad”, y en la decisión colectiva de poder gobernar o dirigir con libertad, igualdad y fraternidad dicho sistema de usos convendríamos la democracia o ámbito social donde el ser humano vive toda su plenitud.

Los diferentes partidos políticos representan “porciones” del conjunto de la sociedad, donde la opción mayoritaria “generalmente” queda acreditada con autoridad para gobernar con o sin coalición.

La norma que rige la ley electoral significa que para obtener cualquier partido político representación institucional, éste debe conseguir al menos el 5% del total de votos. Sin embargo, un “tránsfuga” que no representa a nadie porque nadie le ha votado a él sino a un partido, a una lista cerrada, a unas siglas, a una ideología defendida por un grupo de personas, puede mantener su acta de concejal y pasar al grupo de los no adscritos dotado de voz y voto: privilegiado de tener en sus manos los destinos de cualquier ciudad.

Si la razón es alma de toda ley, yo preguntaría a aquel que tiene obligación de interpretar su propia legislación, en nombre de qué se permite tal despropósito. ¿En nombre de la libertad y soberanía individual? A los componentes de un partido político elegido para gobernar los ha consagrado la sociedad en nombre “una” ideología, tránsfuga significa divorcio, ruptura, quiebra y traición a su sociedad, sea cual sea su motivo, porque tenga o no tenga razón, la sentencia siempre es dictada cada cuatro años. El tránsfuga tiene la obligación moral de devolver su acta, su fe, su “dote” ideológica al sino de su partido, por dignidad.

La moción de censura acaecida en Dénia, sin embargo, ha beneficiado sobremanera al tránsfuga que la ha facilitado, pues se le remunera con más de 40.000€ (infringiendo la legislación) y se contrata a “un amigo” suyo (hasta hace dos días secretario de comunicación en la ejecutiva del PSPV comarcal) como asesor adjunto a la Secretaría de la nueva alcaldía popular, además de ser presidente, detective, juez y justiciero de una llamada “Comisión de Investigación” de delitos urbanísticos, para mayor escarnio a la ciudadanía y al sistema policial y judicial.

Lo más grave del caso es que toda ésta actuación se ha llevado a cabo merced a un “sujeto” que se ha dejado llevar por impulsos venidos de su “imaginación”, pensamientos que amenazan corrupción, tratos de favor y prevaricación hacia un ex equipo de gobierno honesto y honrado que con sus actuaciones han cambiado sustancialmente una ciudad hasta hace 5 años escuálida y huérfana en infraestructuras sociales.

No sabemos si dicha “imaginación” personal está o no “patrocinada”, dado que está en capilla un Plan General, la pretensión de construir 20.000 viviendas en zona de playa y un millar de chales de lujo en una zona de montaña de gran valor paisajístico (suelos protegidos por el anterior gobierno PSPV-BLOC)…, y es que el proverbio que se extrae de los últimos acontecimientos de la política “malaya” española nos dice: “Por la puerta del hormigón entra la corrupción”.

 

Algunas veces la sinrazón de uno se convierte en opinión de muchos, y estos “muchos” son los cuatro partidos gobernantes (UTE de derechas, que tildan algunos) en la ciudad dianense. Paremos mientes: en Dénia se ha cometido una “usurpación” de la voluntad política ciudadana reflejada en las urnas… ¡En nombre de las PRESUNCIONES!

Pero, ¿Cómo es posible que los cinco componentes de PP dianense sean inmunes a la decisión de expulsión de la Comisión Antitransfugismo? ¿Cómo es posible que se mofen de un pacto firmado por los grandes partidos en nombre de la democracia, la ética, la dignidad y la higiene política y social? ¿Quién y por qué los protegen? ¿Querrán trampear sus indecencias con las visitas de Consellers que ahora, después de cinco años de ausencia e indiferencia hacia los ciudadanos de Dénia, se afanan en visitas, atenciones y espíritu de colaboración? ¡Es el súmmum de la insolencia! ¿Cómo pueden pitorrearse así de las personas?

No hay sentencia alguna, ni valoración ni comentarios de ningún tribunal respecto de conductas corruptas por parte de PSPV-BLOC. Ningún juez ha condenado a nadie, solo el tránsfuga (ahora convertido en justiciero institucional) acusa y juzga a la vez.

Así pues, y una vez más, las “presunciones” son motivos para “ejecutar” la defensa de una supuesta “verdad infalible”: en Irak han muerto centenares de miles de inocentes en nombre de una guerra “preventiva” basada en la falacia. El PP de Aznar la avaló a tergo del sentimiento ciudadano.

¡Oiga! ¿Lo de Dénia no será también un gobierno “preventivo”? ¡Válgame Dios!

¡Que caras nos salen las presunciones!... ¡Y los presuntos inocentes!

 

Lluís Ronda

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

perlita del raset -

En un pais de gansters como el valenciano,se premia más al que roba,esto es como un gran casino,con el hormigón a ver quien se lleva la mejor ración.Cuando aparece gente honesta que intenta parar a la mafia,ellos actuan a escondidas y bajo el "buen hacer"para el pueblo,solo que entienden por "pueblo"sus bolsillos y cuentas corrientes.
Ellos no se preocupan por la naturaleza,¿por que?tienen sus jardines privados,grandes y bien regados,y cuando se cansan,utilizan los campos de golf...ahora "decoran"con bonsais las rotondas y jardines,esperemos que justifiquen lo que les ha costado y usando el dedo democráticamente,a quien han elegido para plantarlos.
Como Rita barberá que la chica se preocupa en decorar valencia ayudando a su hermana.La mafia siempre ha tenido un gran sentido con la "familia".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres